LA CASA ROTHSCHILD, LOS DUEÑOS DEL DINERO

famille2De orígen asquenazí (judaico-germano) y con múltiples nacionalidades –alemana, francesa, inglesa, israelí…-, la familia Rothschild empieza su ascenso en el siglo XVIII dentro de los márgenes de la banca y las finanzas hasta lograr instaurar una serie de bancos centrales que quitaron de su soberanía monetaria a los estados del mundo para mantenerles endeudados para siempre.
Sin embargo, y como es de costumbre con la elite capitalista, la familia ganará su fama a raíz de numerosas obras filantrópicas y, desde el siglo XIX, por su apoyo al sionismo. Si acudimos a la web de los Rothschild, podemos leer una breve historia sobre su familia, que dicta así: “Las iniciativas empresariales de los Rothschild han hecho historia: financiaron a gobiernos durante las guerras napoleónicas, la Fiebre del Oro, la compra del Canal de Suez, los primeros ferrocarriles y la búsqueda de petróleo.”
Analizándo la cronología de las diferentes generaciones Rothschild podremos darnos cuenta de que, por su habilidad con el dinero pero sobre todo con el manejo complotista de la información y su omnipresencia detras de las principales plazas financieras de Europa y de Estados Unidos, la dinastía Rothschild se conviertió rapidamente en el banquero de los grandes dirigentes de este mundo. Más poderosos que los propios reyes, los miembros del clan se situan desde entonces en el punto más alto de la pirámide social al nivel internacional.

Dame el control del dinero y no me importa quien haga las leyes.

  Mayer A. Rothschild.

Mayer_Amschel_RothschildMayer Amschel Rothschild (1744-1812), nombrado por la revista Forbes como el “padre de las finanzas internacionales” y séptimo “empresario más influyente de la historia”, fue el fundador de la dinastía. Hijo de Amschel Moses Rothschild, un mercadero especializado en el cambio de divisas, su larga vida empresarial empieza poco después de la muerte de su padre (1755), cuando el joven comienza a trabajar como aprendiz en el banco Hannover, propiedad de los más poderosos banqueros judíos de la epoca, los Oppenheimer. Es allí donde conoce al General von Estorff a quien le hace los recados. Poco a poco, su ingenio financiero va creciendo hasta llegar a la conclusión de que prestar dinero a los gobiernos es definitivamente más rentable que prestárselo a particulares porque son préstamos mayores, abalados por los impuestos de la nación.

Es en 1760 cuando Mayer empieza a negociar con la corte de Hanau, debido a su buena relación con el General von Estorff, quienes le acaban nombrando M. A. Rothschild, proveedor de la corte de su ilustre alteza, el príncipe Guillermo de Hesse-Cassel, Conde de Hanau, en el 1769. Guillermo es el heredero de lo que es entonces considerado como una de las más grandes fortunas de Europa y llega a depender en gran parte de Mayer para su gestión, en particular durante y después de la occupación de la región por Napoléon cuando Guillermo se exilia, confiándo la gestión de su fortuna a Mayer.
El negocio de Mayer crece rapidamente con la revolución francesa cuando este maneja pagos de Gran Bretaña para la contratación de mercenarios de Hesse. Por otra parte, la Revolución Francesa y las guerras que por ésta nacieron crean mucha escasez en Hesse. Así, Rothschild capitaliza estas situaciones y eleva agudamente los precios de las telas que importa de Inglaterra. Es en estas fechas cuando pacta con Carl Buderus, otro de los principales jefes financieros de Guillermo IX.
En palabras de Virgina Cowles (en su excelente libro Los Rothschild, una familia de fortuna): “En este punto, Mayer hizo una proposición al empresario Carl Buderus: Inglaterra estaba pagando al Landgrave (Guillermo IX) grandes sumas de dinero por la contratación de soldados hesianos; y los Rothschild le estaban pagando a Inglaterra grandes sumas de dinero por los bienes que importaban de allá. ¿Por qué no hacer que este movimiento de doble vía se cancele en sí mismo y embolsillarse las comisiones por manejo de las facturas producidas en el comercio de ambas vías? Buderus accedió y pronto, la cuerda extra que puso al arco de Rothschild estaba produciendo un impresionante ingreso”. Pero esta no fue más que una de las muchas fuentes de ingresos de los Rothschild, como bien lo señala su principal biógrafo, el Conde Corti.

Allí donde había algo en que ganar, ya fuera comisión o expedición, ya se tratase de ropas o de vinos, o bien de artículos para los cuales había sido establecida la libertad de comercio, allí estaba presente la Casa Rothschild.

Conde Corti

Haus_der_Rotschilds_in_der_frankfurter_Judengasse

Residencia Familiar en Fráncfort

Mayer consolida entonces su posición de principal banquero internacional realizando importantes invesiones en Londres y beneficiándose de la exportación de productos descartados del bloqueo continental de Napoleón (Founder: Meyer Amschel Rothschild and His Time, Amos Elon). Por estas fechas, la familia Rothschild ya es numerosa y en 1798, Mayer manda su tercer hijo Nathan Mayer Rothschild a Inglaterra para aumentar los intereses de la familia en la importación de textiles con £ 20.000 de capital (equivalente a £ 1,9 millones en 2015) -la primera sucursal en el extranjero. Naturalizado en 1804, Nathan establecerá un banco en la ciudad de Londres convirtiendo esta sucursal en una de las más poderosas instituciones bancarias de Europa (N. M. Rothschild & Sons). Huelga decir que las relaciones de la familia Rothschild con la nobleza no terminaron aquí: en 1801, Mayer Amschel se hace gerente de la corte de Hesse y, pocos años más tarde (1802-1804), realiza su primer préstamo estatal a la corte de Dinamarca con un valor superior a los diez millones de florines –cantidad equivalente a 33.700,00 EUR.

La Casa Rothschild no deja de subir posiciones. Inmediatamente después del desmantelamiento del régimen bonapartista empieza a perfilarse el protagonismo hegemónico de los Rothschild quienes, en pocos años, ya estarían en una situación privilegiada dentro del contexto financiero europeo. Uno de los negocios que más fortuna les da es el aprovisionamiento de mercenarios para los ejércitos monárquicos europeos, –negocio cuyos mayores organizadores son el príncipe Federico II de Hesse-Cassel y su hijo Guillermo, ambos asociados de Mayer Rothschild.
En palabras de Martin Lozano, autor del libro “El Nuevo Orden Mundial“, Rothschild se encargaba de reclutar, equipar y alojar a la tropa hasta su embarque, percibiendo a cambio un porcentaje por cada operación. Huelga comentar la importancia que adquirió ese comercio a raíz de las guerras desatadas en Europa como consecuencia de la Revolución Francesa. Aprovechándose de los diferentes conflictos europeos de la época, los Rothschild provocan, agitan y muchas veces financian los dos bandos de un mismo conflicto.
Sin embargo, la más curiosa de sus actividades financieras es el contrabando, hecho del que dan repetida cuenta varios informes policiales elaborados en 1812 y dirigidos al Ministerio de Interior Francés, el Duque de Rovigo [fuente].

Cuando un gobierno es dependiente del dinero de los banqueros, ellos y no los líderes del gobierno controlan la situación, ya que la mano que da está por encima de la mano que toma Los financieros no tienen patriotismo ni decencia

Napoleon Bonaparte

five_RothschildsEstamos ya en 1810 cuando Mayer Amschel –con sus imperio plenamente consolidado- redacta y formaliza un contrato para asociar a sus cinco hijos varones a la sociedad, que pasa a denominarse Mayer Amschel Rotschild & Sons. En 1811, Mayer envia su hijo menor a Paris, Jacob, mejorando la capacidad de la familia para operar en toda Europa. Esto les permite sacar provecho de la oportunidad de financiar los ejércitos de Wellington en Portugal, lo que requiere el aprovisionamiento de amplias cantidades de oro en nombre del gobierno británico.
El año siguiente muere el fundador de la dinastía dejando en su testamento la propiedad exclusiva de todos sus negocios a sus cinco hijos varones. El acta testamentaria excluye explícitamente de cualquier participación en las empresas a sus hijas, a los maridos de éstas y a sus descendientes. No obstante, les cede una admirable suma económica a cada una de sus hijas. Así, su testamento contiene un reglamento estricto de cómo se deben dirigir los negocios familiares:

  1. Todas las posiciones clave deben ser ocupadas por miembros de la familia.
  2. En los negocios, sólo pueden participar los miembros de la familia que sean varones.
  3. El hijo mayor del hijo mayor debe ser la cabeza de la familia, siempre y cuando la mayoría de la familia no decida lo contrario.
  4. La familia debe casarse entre sí con sus primos de primero o de segundo grado para guardar el contról de sus actividades económicas.
  5. No debe haber ninguna auditoría jurídica ni ninguna publicación de los bienes.

Veamos ahora cómo prosiguió el imperio Rothschild que vio su empresa dividida en cinco ramas. Desde luego este no fue el único, pero sí el factor que más decisivamente contribuyó a tan fulgurante escalada: cada uno de los cinco herederos se estableció, por orden de su padre, en una capital europea (Alemania, Austria, Inglaterra, Italia y Francia), y creó una succursal de la banca familiar lo que les permitirá coordinar sus estrategias de mercado y disponer, en todo momento, de una visión completa de la situación de Europa. La hermana mayor de la familia, Schönche Jeannette, se casa con Benedikt Moses Worms de la dinastía bancaria Worms.

Great_coat_of_arms_of_Rothschild_family.svg

Diez años después de la muerte del forjador de la saga, el 29 de septiembre de 1822, el Emperador austríaco Francisco I, ascende al rango de barones a los cinco hijos Rothschild y a sus descendientes legítimos (hombres y mujeres), independientemente de su nacionalidad. Se adopta un escudo de armas que la familia utiliza todavía hoy en día, con el famoso emblema de cinco flechas, símbolo de la unidad de los hermanos, junto con el escudo rojo de la que la familia deriva su nombre. Los brazos se complementaron con el lema ‘Concordia, Integritas, Industria. Los miembros de la familia tienen entonces un nivel de vida superior a la de las familias reales europeas y mientras que la esperanza de vida de dicha época es de entre treinta y cuarenta años, la media de edad de la primera generación de los Rothschild (Mayer Amschel y sus hijos e hijas) es de unos setenta y cuatro años y medio. Más de treinta años por encima de la media.

Los Rothschild de Ingleterra

photoNathan Mayer Rothschild es el fundador de la rama inglesa de la familia. Llegado a Manchester en 1798, Nathan establece un negocio textil, un producto de lujo en la época, antes de viajar a Londres donde realmente empezará su carrera como hombre de financias. Se introduce en la actividad bancaria, en la negociación de las letras de cambio y en la organización de préstamos extranjeros, tratando en la bolsa de Londres con lingotes de oro y instrumentos financieros tales como los billetes extranjeros y los títulos públicos. Documentos del Financial Times revelan que Nathan hizo también ganancias personales mediante el uso de esclavos como garantía en las transacciones bancarias con propietarios de esclavos (Rothschild and Freshfields founders linked to slavery, The Financial Times) (Rothschild and Freshfields founders linked to slavery, GlobalResearch). La exitosa actividad empresarial de Nathan es una inspiración para sus hermanos que le copiaron el ejemplo como lo veremos a continuación. Así, Nathan va acumulando tanto dinero como reputación y, en 1814, se ve encargar por el Gobierno Británico –conjuntamente con sus cuatro hermanos- de proporcionar oro para ayudar a Gran Bretaña y sus aliados en la guerra contra Napoleón.

waterloo-napoleon-7_1024x683Dispersado alrededor de Europa, los cinco hermanos desarrollaron una red de rutas secretas y de coreos rapidos. Es esta misma red de información que permitirá a Nathan realizar su éxito financiero más grande durante la batalla de Waterloo (1815). Gracias a sus informadores privados presentes en el campo de batalla (la mayoría hombres de Napoleón), Nathan se enterra de que Napoleón ha sido derrotado más de 24 horas antes de que la noticia llegue en Londres. Sabiendo esto, Nathan hace circular el rumor de que Napoleón ganó Waterloo y que, por tanto, Inglaterra está a punto de ser invadida (una información de la cual se enorgulla la familia en su propia Web oficial). Tal y como Nathan debía haber supuesto, el pánico cunde entre la multitud, el gobierno Británico y hasta las más grandes empresas empiezan a venderlo todo por una miseria. Huelga decir que Nathan se apura de comprar todo lo que puede al precio de 2 o 3 lo que a la base valía 100, alzándose dueño de la mayor parte de la industria británica, lo que también le vale para convertirse en el banquero de la Corona de Inglaterra. Cuatro años más tarde, en 1818, el Imperio Rothschild da otro paso importante proporcionando un préstamo de 5.000.000 libras al Gobierno Prusiano. Nathan se gana una posición tan poderosa en la City que por 1825-6 se ve capaz de suministrar suficiente moneda al Banco de Inglaterra para que pueda evitar una crisis de liquidez. Durante más de un siglo, la recaudación de fondos para los Gobiernos de todo el mundo a través de la emisión de bonos formarán el núcleo de la fortuna Rothschild.

m62

No menos importante es el papel de Nathan en el conflicto que enfrenta a carlistas e isabelinos por el trono español. Papel tan decisivo como rentable, ya que su apoyo a la causa isabelina le valdrá, entre otros trofeos, la explotación en exclusiva de las minas de Almadén, y dado que el otro gran yacimiento europeo de mercurio lo compró años antes su hermano Salomón (ubicado en Austria), la Casa Rothschild tiene entonces el entero monopolio europeo de dicho mineral. Los usos del mercurio (tradicionalmente: pintura, cosmética y medicina) hacen de este mineral una inmensa fuente de dinero. Por lo tanto, poseer el mercado de mercurio tiene muchas ventajas.
Como leemos en el estudio de M. A. López Morell, La comercialización del mercurio de Almadén durante el siglo XIX y primer tercio del siglo XX, la segunda característica del mercurio, antes señalada, reside en lo escaso de su oferta: existe muy poco cinabrio en la naturaleza y está concentrado en muy pocas explotaciones a lo largo del planeta, lo que dará un argumento contundente a los productores para imponer precios a nivel mundial. Esto, por extensión, supone una influencia sin precedente de los Rothschild a los precios de todo el comercio que usase mercurio como materia prima (volvemos a citar: cosmética, medicina, pintura). La relación es sencilla: si los Rothschild suben el precio del mercurio, entonces los farmacéuticos también deben subirlo en sus productos médicos que contienen mercurio.

Minas de Almadén

Pero cuando decimos que Nathan se hace con las minas de Almadén gracias a su apoyo a Isabel, ¿a qué nos referimos exactamente? Los hechos se sucedieron de la siguiente forma: el gobierno de Martínez de la Rosa envió en la primavera de 1834 a Londres y París al Marqués de Miraflores, con el encargo de negociar el apoyo a Isabel de Borbón y conseguir fondos para acelerar la derrota de los Carlistas. Miraflores cumplió su misión y obtuvo el apoyo político de Palmerston y Talleyrand frente a las pretensiones de D. Carlos, así como un acuerdo con los Rothschild, firmado el 7 de junio de 1834, por el que el gobierno español se obligaba a presentar una ley que reconociera los empréstitos de las Cortes liberales del Trienio, a cambio de un préstamo de 15 millones de francos. No se estableció, en cambio, garantía sobre el Almadén, como querían los banqueros; pero todo parecía indicar que lo conseguirían en breve.
No obstante, los Rothschild tienen problemas con el banquero Ardoin que está dispuesto a negociar con la monarquía española y, además, saldar la deuda de España con los Rothschild. Así, Nathan manda a su hijo Lionel a Madrid para intentar apagar a Ardoin y asegurarse de que no negocie las minas de Almadén. Lionel tardará seis meses en lograr su objetivo pero lo conseguirá. En palabras de Morell López: consiguió la devolución del préstamo y el apoyo del ministro para hacerse con el contrato de Almadén, tras un descarado soborno al político y a la propia Reina Regente. Finalmente, se firma el acuerdo el 21 de febrero de 1835 donde se estipula que los Rothschild tomarán durante los siguientes cinco años toda la producción de la mina de Almadén. Apenas veinte días después, Lionel decide solicitar cinco importantes modificaciones en el contrato que se le conceden de inmediato.

lionel-orhtshicld-zebrasLionel, primer hijo varón de Nathan, se forja una reputación de excéntrico al tener canguros en su jardín y un carruaje tirado por cebras. Además de ser un personaje clave del movimiento sionista por ser cercano a Chaim Weizmann (líder del movimiento y futuro presidente del Estado de Israel). Le hemos nombrado anteriormente en los sucesos de las minas de Almadén, pero más importante fue su financiación del Gobierno Británico para su participación en el Canal de Suez (con 4 millones de dólares). Hecho del que, por cierto, la Casa Rothschild se jacta en su propia web.

nathanielrothschildEn 1847 Lionel es escogido por primera vez en la Cámara de los Comunes como uno de los cuatro diputados de la Ciudad de Londres. Esto supone un movimiento político dado que, hasta entonces, era prohibido que un judío se sentase en dicha Cámara. Así, el primer ministro Lord John Russell introduce una ley para cambiar tal prohibición especialmente para el banquero, la ley Jewish Disabilites Bill. Tal proyecto de ley se aprueba en la Cámara de los Comunes pero no en la de los Lores, un problema que se prolonga hasta un año después, cuando Rothschild decide dimitir y presentarse de nuevo a las elecciones parciales con el fin de reforzar su afirmación. En 1850, Lionel vuelve a entrar en la Cámara de los Comunes, pero la lucha entre judíos y cristianos se ensalza cuando Lionel se niega a jurar sobre la Biblia cristiana. Su vida política sigue llena de subidas y bajadas, todas debido a su religión judía.
Años más tarde, en 1868, se propone a Lionel para la Cámara de los Lores, pero esta vez es la Reina Victoria que se niega a concederle tal papel, alegando que los Rothschild son judíos. El Rey, en cambio, afirma que tal negación se debe a los negocios de Lionel y de su familia. Fuere como fuese, en 1885, la misma Reina asciende a Nathan Mayer, tercer hijo y primer varón de Lionel, a la categoría de noble, siendo así el primer miembro judío de la Cámara de los Lores. Este es un claro ejemplo de que los Rothschild nunca se limitaron a la mera economía, sino que la política también resultó ser uno de sus principales objetivos.

ALFRED FOR WEB SITE 3.JPG.opt420x640o0,0s420x640Alfred Charles de Rothschild, segundo hijo de Lionel, trabaja desde los 21 en el NM Rothschild Bank, financia Cecil Rhodes en el desarrollo de la Compañía Británica de Sudáfrica, cuyo objetivo es la colonización y la explotación económica de los territorios al norte del Transvaal; y a los 26 se ve ofrecer el puesto de Director del Banco de Inglaterra, puesto que ocupará durante veinte años. Además, su amistad con el Príncipe de Gales (quién más tarde sería el Rey Eduardo VII) le acarreará algunas facilidades. Tal y como resalta Virginia Cowles en su libro Los Rothschild, Alfred llega a ser Director del Banco de Inglaterra porque el Gobernador consideró que sería un buen negocio mantener un lazo estrecho con la Casa Rothschild.
Tres años después de acabar su mandato en el Banco de Inglaterra, en 1892, Alfred es una de las personas que representa al Gobierno Británico en la Conferencia Monetaria Internacional de Bruselas. Sin embargo, su papel en la diplomacia no termina en Bruselas. Alfred Rothschild facilita una serie de reuniones informales entre los ministros y los miembros de la Embajada Alemana (teniendo, así, información sobre lo que allí se habla), con vistas a un acercamiento anglo-alemán. Por otra parte, antes de la Primera Guerra Mundial, es Cónsul General de Austria en Londres.

Tras la muerte de Alfred, coje el mando su hermano menor Leopold de Rothschild quien escribirá una historia financiera algo turbia y manchada de sangre. Juntamente con la rama francesa de la familia, Leopold toma el control de la compañía española minera de cobre Río Tinto (22,5 mil millones de dólares en 2006), convirtiéndose en el principal accionista de las minas de diamantes De Beers -la empresa diamantera más grande del mundo, y una de las principales causantes de las múltiples batallas alrededor del tráfico de diamantes de sangre. Río Tinto, además de estar involucrada en una larga lista de catástrofes ambientales y violaciones a los derechos humanos, está también relacionada con la desaparición del murcielago en la isla y la instauración de un apartheid en la región, factores que generaron la crisis bougainville separatista de Papúa Nueva Guinea. Río Tinto está también acusada de la muerte de la activista Shehla Masood en India.
En cuanto a De Beers, posee casi el entero monopolio de diamantes a nivel mundial, con lo cual ha podido seguir su política de falsa escasez, subiendo los precios a cifras desorbitadas. Pero más importante es su política territorial. De Beers está acusado de haber presionado al Gobierno de Botsuana para presionar a su vez a la población para que abandonasen sus tierras y De Beers pudiese exploitar las minas de diamantes que allí se encontran. Además del corte del suministro de agua, esta poblaciones ha sido taxada, persecutada, pegada, torturada y matada en lo que es ahora considerado como un genocidio. Desde luego ha sido acusada de promover el tráfico de diamantes de sangre, el cual se encuentra en el origen de la Guerra Civil de Sierra Leona. Quizas por estos mismos motivos William Tebbit intenta asesinar Leopold en 1912, disparando cinco tiros de revólver contra su vehículo.

Tras su dirección, la sede bancaria de Londres pasa a manos de sus hijos Lionel Nathan de Rothschild y Anthony Gustav de Rothschild, y luego, a sir Evelyn de Rothschild que presidirá también IBM United Kingdom Holdings Limited, De Beers Consolidated Mines, el periodico The Economist, Milton Keynes Development Corporation y se desempeñará como asesor financiero de Su Majestad. No mancionamos aquí la multitud de primos Rothschild cuya gran mayoría actua en el sector de las finanzas. N M Rothschild & Sons, ahora Rothschild & Co tras su fusión con la rama francesa de la familia, es el septimo banco más antiguo de Ingleterra y sigue siendo uno de los mayores bancos del mundo dominando el mercado de las obligaciones y del oro además de servir los intereses de la nobleza británica incluyendo la familia real.

Los Rothschild de Alemania

nFRK1239822Es el primogénito, Amschel Mayer Rothschild (1773–1855), el que sucede a su padre y fundador de la saga en la dirección del banco de Fráncfort del Meno. Como decíamos anteriormente, sus hermanos fueron enviados a distintas capitales europeas. Amschel Mayer muere a la edad de ochenta y dos años sin descendencia, con lo cual tres de sus sobrinos ocuparán su lugar: Anselm Salomon (1803-1874), Mayer Carl (1820-1886) y Wilhem Carl (1828-1901).
Mayer Carl y su hermano Wilhem Carl se harán cargo de la sede del banco de Frankfurt. Los dos mueren sin decendencia masculina y Anselm Salomon se regresa a Austria por lo que se suspende la rama alemana de la Casa Rothschild.

Los Rothschild de Austria

r883795aSalomon von Rothschild (1774–1855), encargado de proseguir con la familia en Austria, funda el banco SM von Rothschild en 1820 en Viena. A través de este banco, los Rothschild financian diversas empresas gubernamentales de Austria, moviendo grandiosas cantidades de capital, por lo que Salomon tiene un papel importante en la construcción de la infraestructura económica del país, incluyendo las primeras redes de transportes ferroviarios de Austria en 1803, el Emperor Ferdinand Northern Railway.
Por otra parte, Salomon es un confidente del Príncipe Klemens von Metternich y a través de esta relación y de la que mantiene con el muy influente hombre de Estado Friedrich von Gentz, logra hacer buenas conexiones con la élite aristocrática de Austria. Es, así, un prestamista de dicha aristocracia y nobleza –entre demás clientes importantes. Tales hechos se traducen en que Salomon von Rothschild, a la par de controlar los ferrocarriles de toda Austria, también pertenece al círculo elitista del país conociendo, así, parte de sus operaciones y empresas. Además, su trabajo como prestamista le supone un cierto poder e influencia sobre tales élites, dado que o le deben dinero o saben que en un futuro quizás lo podrían necesitar.

indexAnselm Salomon, su único hijo, recupera naturalmente el puesto de presidente del SM von Rothschild hasta que le sucede su propio hijo Albert Salomon von Rothschild y, tras él, Louis Nathaniel von Rothschild, su nieto. Anselm Salomon es también el fundador del banco austríaco Creditanstalt que se convierte en el mayor banco de Austria-Hungría. En la década de los ’60, Anselm se va retirando paulatinamente del negocio bancario para participar en la compañía del Ferrocarril del Sur de Austria. Su hijo menor Albert hereda del Imperio de su padre: las acciones mayoritarias del Creditanstalt y del SM von Rothschild Bank, junto con las acciones del Ferrocarril del Norte. Pero más allá de los negocios y las inversiones, hay un hecho trascendental que toca a Albert Salomon y es el de restaurar el intercambio de información constante y regular con su familia de Inglaterra (contacto bastante perdido tras dos generaciones). Sin embargo, por lo que realmente se conoce a Albert Salomon es por su papel en la reforma monetaria Austro-Húngara que dejará una huella para siempre en la historia de estos dos países.

El Creditanstalt cae en bancarrota el 11 de mayo de 1931 por consecuencia de una crisis financiera global y por las quiebras bancarias de la Gran Depresión. Tras ser rescatado por Oesterreichische Nationalbank y por los Rothschild, el Creditanstalt fusiona con el Wiener Bankverien y cambia su nombre por el de Creditanstald-Bankverien. Las consecuencias de tal bancarrota son de suma importancia. En primer lugar, tal quiebra permite a Francia donar el crédito necesario para evitar el hundimiento necesario, bajo la condición de cancelar la unión aduanera entre Austria (Canciller Johann Schober) y Alemania (el gobierno de Heinrich Brüning). Por otro lado –debido al pánico por la extensión de la crisis de crédito-, se llega a la cancelación de los pagos por reparaciones de guerra, diversas cancelaciones y moratorias en los pagos de deuda externa en la región, la aparición de controles en la exportación de divisas, y la creación de diversos planes para aliviar la situación de la zona (datos extraídos de los libros “Economic Diplomacy and the Origins of the Second World War”, de David Kaiser, y “Austria, Germany and the Anschluss”, de Jurgen Gehl).

Fue el colapso del banco Creditanstalt de Viena lo que provocó la crisis de 1931 en la banca, que se extendió rapidamente a los Estados Unidos.

Paul Mason (director de economía de BBC News)
– Extracto de un artículo de BuyandHold.

63-Baron%20Louis%20RothschildEn 1938, los nazis lanzan al presidente judío del banco, Franz Rothenberg, desde un vehículo en movimiento, a lo que sobrevive (La destrucción de los judíos europeos, Raul Hilberg). Más tarde, los nazis le piden al Barón Louis Nathaniel von Rothschild ciertas compensaciones económicas por las pérdidas sufridas por el Estado Austríaco cuando el Creditanstalt colapsó, hasta que, el 13 de marzo de 1938, los nazis presionan a la familia Rothschild para vender sus operaciones bancarias a una fracción de su valor real, marcando así el final de los negocios Rothschild en Austria dado que la familia es judía, por lo que Louis Nathaniel von Rothschild es el último Rothschild que dirigió el SM Rothschild Bank.
La peor parte se la lleva Louis, director del banco en ese momento, puesto que se ve encarcelar durante un año y sólo se lo libera tras una importante cantidad económica como rescate entregada por su familia. De todas formas, le despojan de su ciudadanía austríaca y se le permite salir del país, aunque con las manos vacías, un hecho que prueba que no todos los judíos recibieron el mismo trato por parte de los nazis. Así, los nazis colocan al SM Rothschild Bank bajo la administración obligatoria, y posteriormente se lo venden al banco privado alemán Merck Finck & Co. Así, sin descendencia y con su exilio, termina la rama austríaca de la familia Rothschild.

Los Rothschild de Francia

El hermano Rothschild destinado a Francia fue Jacob -más conocido como James-, pero antes de que él desempeñase ese papel, lo hizo Salomon. Ejemplos de esto los  vemos en algunos hechos 1823, donde Salomon Rothschild es condecorado con la Legión de Honor por sus valiosos servicios a la causa de la Restauración, condecoración determinada por el hecho de que, pocos meses antes, Luis XVIII solicita -y obtiene- una suma de 400 millones de francos por parte de los Rohtschild. Demás transferencias de dinero de la banca Rothschild al Gobierno francés se sucederán durante 1830, 1831 y 1832.

220px-James_de_RothschildPero como decíamos, es James Mayer Rothschild quien dirige la rama francesa de la familia. Llegado a París en marzo de 1811 y después de haber especulado sobre la caída del Imperio, James instala en 1815 la institución financieraMM. Hermanos Rothschilden el hotel que Fouché, el gran repressor de la insurección de Lyon, abandonó calle Laffitte. James ayuda al gobierno de la Restauración y después de la revolución de julio 1830 que vió al rey Louis-Philippe llegar al poder, James elabora un paquete de préstamos para estabilizar las finanzas del nuevo gobierno, con un segundo préstamo en 1834. En agradecimiento por sus servicios a la nación francesa, LouisPhilippe lo eleva con la distincción de Gran Oficial de la Legión de Honor. James sigue ayudando la Monarquía de Julio y gestiona la fortuna personal del rey Luis Felipe. James financia el Estado independente belga, la independencia griega, la unidad italiana, rescata las tesorerías de España, Austria y Estados Unidos. Pionero de los ferrocarriles, James obtiene la concesión de la Compañía de ferrocarriles del Norte (1843) que será la más rentable de las empresas ferroviarias.

Perteneciente al club privado elitista el Círculo de la Unión desde 1829, James es un gran empresario que traje inmensos beneficios a la Casa Rothschild, pero tamibén varios escándalos. En 1844, James negocia un nuevo préstamo al Gobierno francés por una suma de 200 millones de francos. Tal suceso no pasará desapercibido por el Ministro de Fianzas de aquél momento quien lo acusa públicamente de subordinar los intereses de la nación a los de la banca Rothschild. Como si esto no fuese poco, en 1845 se produce un nuevo escándalo como consecuencia de la concesión de la Casa Rothschild en los Ferrocarriles Franceses del Norte. La publicación “Guerre aux Fripons“, aparecida a raíz de aquél acontecimiento, saca a la luz cómo James Rothschild obsequió con miles de acciones de su recién creada compañía ferroviaria a miembros de ambas Cámaras Legislativas, varios jueces y a los periodistas más influyentes de toda Francia. Así, la constante propaganda de la prensa más leída del país va aclamando la hostilidad popular nacida a raíz del caso. Propaganda, por otro lado, basada en las numerosas obras filantrópicas de la banca Rothschild, filantropía que, por supuesto, es arma de doble filo.

a-voir-les-rothschild-en-france-au-xixe-siecleJames se ve encargado en 1855 de la organización de la Asociación Internacional para la adopción del sístema métrico universal que tendrá como tarea principal la estandarización de los pesos, medidas y monedas. Asesor de dos reyes de Francia, James se convierte en el banquero más poderoso del país y, después de las guerras napoleónicas, juega un papel importante en la financiación de la construcción de ferrocarriles y el negocio minero que ayudan a hacer de Francia una potencia industrial. A lo largo del camino, James hace crecer su fortuna con inversiones en la importación de té, las carreras de caballos o la industria del vino, con la posessión de Château Lafite, entre otros grand cru. Bajo la Monarquía de Julio, James es el hombre más rico de Francia junto al rey con un capital de 40 millones en 1847 y la propiedad de varios castillos dignos de una familia real así como varias colecciones de arte. Hombre de negocios de carácter fuerte y astuto, James de Rothschild amasa una fortuna que lo convierte en uno de los hombres más ricos del mundo y, aunque sus papeles nunca se han dado a conocer, la evidencia sugiere que en dinero de hoy, su fortuna personal (sin incluir la riqueza de los otros miembros de la familia) debe haber sido al menos cinco veces la fortuna acumulada por Bill Gates (The secret life of the Jazz Baroness, The Times).

Su hijo Alphonse se convertirá pronto en una fuerza importante en el mundo financiero, su padre lo pone también a cargo de las operaciones de lingotes de oro del banco y, en 1855, Alphonse se ve nombrado regente del Banco de Francia, una posición que ocupará durante el resto de su vida al igual que su hijo Édouard Alphonse James de Rothschild y su nieto Guy de Rothschild. Alphonse se empodera también de la explotación del níquel de Nueva Caledonia y su nieto Guy reestructurará los diversos intereses mineros de la familia que incluyen el hierro, el manganeso, la arena, la grava, el plomo, el zinc, el cobre dentro de Eramet, Imerys, la Société Le Nickel y el uranio con la adquisición de la mayor empresa minera de uranio privada del país, la Compagnie Française des Minerais d’uranio.
Edmond de Rothschild, otro hijo de James, es uno de los apoyos más activo del sionismo, responsable de las compras masivas de tierras para los primeros asentamientos judíos en lo que entonces era Palestina, se estima que gastó alrededor de 50 millones de dólares en estas empresas. En 1953, su nieto Edmond de Rothschild creará lo que se convertirá en el Grupo LCF Rothschild, uno de los mayores bancos Francés. Su hijo Edmond Adolphe de Rothschild será miembro del Comité de Dirección del Grupo Bilderberg y principal actor del desarollo del sector de los seguros y de la micro-finanza en Africa.
Al final de la tercera rama de los Rothschild Franceses se encuentra
Éric de Rothschild, presidente honorario de la Grand Synagogue de Paris, es también presidente de los vinos Château Lafite Rothschild, de UK Private Banking & Trust, pero sobre todo del imperio financiero Rothschild & Co que controla N M Rothschild & Sons y Rothschild & Cie Banque.

El contról sobre el nuevo mundo, Estados Unidos

En los mediados de los años 1700, las colonias fueron prosperando porque estaban emitiendo su propia moneda llamada “vale colonial” que era estrictamente regulada y no requería el pago de cualquier interés. Cuando los banqueros en Gran Bretaña, encabezados por la familia Rothschild, se enteraron de eso, el Parlamento británico aprobó una ley prohibiendo la moneda y obligándo las colonias a aceptar el dinero de la deuda emitido por ellos. Al contrario de lo que enseña la Historia, la Revolución Americana no fue encendida por un impuesto sobre el té. Según Benjamin Franklin fue porque las condiciones eran tan invertidas que la era de prosperidad terminó.

Las colonias habrían dado de buena gana el pequeño impuesto sobre el té y otras cuestiones de no haber sido la pobreza causada por la mala influencia de los banqueros ingleses en el Parlamento, lo que provocó en las Colonias el odio hacia Ingleterra y la guerra revolucionaria.

Benjamin Franklin

groupon-is-trolling-americans-with-this-deal-saluting-president-alexander-hamiltonEl imperio Rothschild empieza a expandirse ampliamente en los Estados Unidos alrededor del año 1791 cuando el secretario de la Tesorería estadounidense, Alexander Hamilton , un agente de banqueros europeos infiltrado en el Tesoro estadounidense (según el Proyecto de Historia Moderna), empuja, a través del Congreso, a la redacción de un Acto de Banco que establece el Primer Banco de los Estados Unidos, una empresa privada parecido al Banco de Ingleterra, que tiene la responsabilidad exclusiva de la emisión de moneda con el fin de manejar la situación financiera del país, saldar las deudas que tiene desde la Guerra de Independencia y establecer una moneda estable.
Los populistas agrarios identificaron a la institución como una entidad de provecho y riqueza, un enemigo de la democracia y los intereses de la gente común. Las discrepancias sobre los asuntos del banco se acrecentaron de tal manera que su decreto no pudo ser renovado en 1811. Dado el apoyo que brindó a su creación y los intereses que tiene en él, convirtiendole en el banquero europeo oficial del Gobierno de EE.UU., Nathan Rothschild objeta la negación del decreto de renovación amenazando al país de las peores consecuencias: O bien la solicitud de renovación de la Carta se concede, o Estados Unidos se encontrará en una guerra más desastrosa.” Luego ordena a las tropas británicas enseñen a estos insolentes estadounidenses una lección. Traenlos de vuelta a la condición colonial.” Esto provoca la guerra de 1812, la segunda guerra con Inglaterra, lo que facilita la rechartering del Banco de los Estados Unidos. La guerra eleva la deuda nacional estadounidense de $ 45 millones a $ 127 millones.

Si el pueblo americano permite alguna vez que los bancos privados controlen la emisión de su moneda, primero por la inflación, y luego por la deflación, los bancos y las corporaciones que crecerán alrededor de ellos privarán al pueblo de toda propiedad hasta que sus hijos despierten sin casa en el continente que sus padres conquistaron… Creo que las instituciones bancarias son más peligrosas para nuestras libertades que los ejércitos permanentes… El poder de emisión debería ser arrebatado a los bancos y restaurado al Gobierno, a la que pertenece propiamente“.

Thomas Jefferson

francmasonLlegamos al 10 de mayo de 1816 cuando Nicholas Bittol, un agente de la familia Rothschild, fleta el Segundo Banco Central de los Estados Unidos (bajo el mandato de James Madison). Por el nombre de Bittol se deduce fácilmente que los Rothschild tienen manejo sobre este Segundo Banco Central –más que sobre el primero. Las razones que se den para su reafiliación son la inflación debida a la guerra de 1812, la deuda pesada que creció con la guerra y la inexistencia de una entidad para cobrar los impuestos. Las amenazas de Rothschild se concretizaron…
Esta nueva Carta permite al Banco Central operar durante otros veinte años (hasta 1836), aumentar su capital social a $ 35 millones, y autoriza la creación de sucursales bancarias y la emisión de billetes con denominaciones no menores de $ 5.00. En otras palabras, este nuevo Banco Central tiene pleno control de toda la estructura fiscal del país. En 1819, a pesar de infinitos debates sobre su inconstitucionalidad, el Banco es declarado constitucional por la Corte Suprema de Justicia –gracias al masón John Marshall. Este Banco será dirigido por la élite masónica de la época tales como John Jacob Astor, Stephen Girard o David Parish en representación –y bajo las órdenes- de los Rothschild de Viena.
En 1837, los Rothschild envian otro de sus agentes a América, August Belmont, con la misión de crear problemas financieros entre los bancos del sur. Belmont empieza por dirigir un banco de la esfera Rothschild en Nueva York y establecerse como una figura destacada en los círculos financieros mediante la compra de bonos del gobierno para convertirse pronto en un asesor financiero del presidente.

La involucración de los Rothschild en la Guerra Civil Estadounidense

civil-war-soldiersA partir de 1857, la élite masónica, encabezada por la familia Rothschild, se reune en Londres para decidir del destino de América. Debido al carácter secreto de estos encuentros, no se puede afirmar con claridad mucho al respeto; sin embargo, el modo operandi de estos oscuros grupos es ahora bien conocido, así los eventos que surgirieron en los años siguiente. Como es de costumbre, ellos tienen que crear un incidente que permitiría la creación de un Banco Central, concretamente una guerra, puesto que las guerras son caras y obligan los gobiernos a pedir prestado para pagarlas. Canadá y México no son lo suficientemente fuertes, como lo demuestra la derrota de Santa Anna en Texas el año anterior; Inglaterra y Francia están demasiado lejos, y Rusia no está bajo control. Por lo que podemos imaginar que deciden dedividir para vencermediante la fermentación de un conflicto entre el norte y el sur del país.
40.siSin tantas suposiciones, sabemos hoy que, con el fin de iniciar un movimiento que conduciría a la secesión del Sur hacia la Unión, la unión de la elite (que muchos siguen llamando Illuminatis) utilizaron los Caballeros del Círculo de Oro. Esta sociedad secreta se crea en 1854 por George W. L. Bickley para difundir la tensión racial de estado a estado usando la esclavitud como un problema y creando un “Círculo de oro” de territorios mexicanos, centroamericanos y de los Caribes destinados a ser incluidos a Estados Unidos como estados esclavagistas para extender los intereses de la causa pro-esclavagista. Dentro de los principales protagonistas de este complot se encuentran Jefferson Davis, gobernador líder de la revuelta, John Wilkes Booth, el asesino del presidente Lincoln y el criminal Jesse James, un Mason quien, después de haber robado el oro de los bancos y de las compañías mineras, disparó cerca de $ 7 millones de estos dólares a lo largo de los estados del oeste con la esperanza de financiar una segunda Guerra Civil.
a8544648cca50d260b2b48b36d6452deAbraham Lincoln informa al pueblo americano de quecombinaciones demasiado poderosas para ser suprimidas por la maquinaria ordinaria del gobierno asumaron el control de varios estados del sur. Los puertos costeros se encuentran bloqueados para mantener el flujo de suministros enviados desde Europa. Los Rothschild financian entonces el Norte a través de sus emisarios August Belmont (presentado anteriormente), Jay Cooke, quien se encarga de vender las emisiones de bonos en arreglado con Belmont para vender bonos de la Unión en Europa, J. y W. Seligman & Co., el banco de inversión y enlace con la esfera Rockefeller, y la dinastía judía Speyer. Judah P. Benjamin, de la firma de abogados de John Slidell, es también un agente de los Rothschild que se convertirá en Secretario de Estado de la Confederación en 1862. John Slidell, el tió de la mujer de Belmont y suegro del Baron Frederick d’Erlanger de Frankfurt, otro agente de los Rothschild, será el representante del Sur y pedirá dinero prestado a los Erlangers para financiar a la Confederación. Una ves más, los Rothschild se encuentran en los dos bandos de un mismo conflicto, realizando enormes ganancias y manejando la geopolítica en funcción de sus propios intereses.

MTIwNjA4NjMzODg2NTc0MDkyEn febrero y marzo de 1862 y marzo de 1863, Lincoln recibe la aprobación del Congreso para pedir prestado $ 450 millones de dólares del pueblo mediante la venta de bonos, o “billetes verdes“, para pagar por la guerra civil. Estos billetes no serán canjeables hasta 1865 cuando tres podrán ser cambiados por uno en plata. Por lo tanto, Lincoln resuelve la crisis monetaria de los Estados Unidos sin la ayuda de los banqueros internacionales. Bismarck, canciller alemán, declara en 1876 sobre Lincoln: “Obtuvo del Congreso el derecho de pedir prestado al pueblo mediante la venta de « bonos » de los Estados (…) y el Gobierno y la nación se escaparon de las parcelas de los financieros extranjeros. Ellos entendieron en seguida que los Estados Unidos se escapaban de su control. La muerte de Lincoln resolvió el asunto“. El pánico financiero creado por los banqueros internacionales destruyó 172 bancos estatales, 177 bancos privados, 47 instituciones de ahorro, 13 compañías de préstamos y 16 compañías hipotecarias.

Si esta maliciosa política financiera, que tuvo su origen en la República norteamericana durante la última guerra en ese país, se vuelve una constante, entonces ese Gobierno proporcionaría su propio dinero sin costo, pagaría sus deudas y se encontraría sin deuda ninguna. Se volvería próspero más allá de cualquier precedente en la historia de los gobiernos civilizados del mundo. Los cerebros y la riqueza de todos los países se irán a América del Norte. Este gobierno debe ser destruido o destruirá todas las monarquías en el mundo“.

The London’s Times

El 14 de abril 1865, Lincoln recibe un disparo por John Wilkes Booth y esa misma tarde ocurre un atentado fallido por sus compañeros de conspiración sobre la vida de Seward, el Secretario de Estado. En 1866, se realiza un intento de asesino sobre el zar Alejandro II, principal apoyo de Lincoln al extranjero y en 1881 el zar muere por la explosión de una bomba. Se encuentran mensajes codificados sobre el tronco de John Wilkes Booth y la clave de ese código se encontrará a continuación entre las posesiones de Judah P. Benjamín.
En 1974, investigadores encuentran entre los papeles de Edwin M. Stanton, Secretario de Guerra de Lincoln, cartas describiendo la conspiración encubierta que fueron escritas por Stanton o interceptadas por él. También encuentran las 18 páginas que fueron removidas del diario de Booth cuales revelan los nombres de 70 personas (algunos en código) que fueron directa o indirectamente involucradas en el plan original de Booth para secuestrar a Lincoln. Además de la participación de Stanton en la conspiración, también participaron Charles A. Dana, Secretario auxiliar de guerra, el comandante Thomas Eckert, Jefe de la Oficina de Telégrafos del Ministerio de la Guerra, además de varios actores de la banca norteña y de la industría, incluyendo a Jay Cooke presentado anteriormente y Henry Cooke un banquero de Washington, DC.

El poder financiero se aprovecha de la nación en tiempos de paz y conspira contra ella en tiempos de adversidad. Es más despótico que la monarquía, más insolente que la autocracia, más egoísta que la burocracia. Veo en el futuro cercano una crisis que me inquieta y me hace temblar por la seguridad de mi país. Las empresas han sido entronizadas, una era de corrupción en las altas esferas va a seguir y el poder financiero del país se esforzará por prolongar su dominio manipulando los prejuicios de la gente hasta que la riqueza sea acumulada en manos de unos pocos y la República se destruye (…) Siento en este momento más ansiedad por la seguridad de mi país que nunca antes, incluso en plena guerra“.

Abraham Lincoln

El asalto a las finanzas internacionales

pompidou-portrait

George Pompidou, agente de los Rothschild en la presidencia francesa

Las políticas actuales de los Rothschild, a la par que fruto de su creciente poder e influencia, son la consecuencia lógica de todo el terreno que sus antepasados fueron labrando. Un claro ejemplo -tal y como redacta Alejandro Nadal- es el de la pseudo-autonomía del Banco Central. En 1973, se aprueba una ley en Francia (ley 73-3 del Banco de Francia) que afecta a su Banco Central. Más concretamente, el artículo 25 de dicha ley prohibe al Banco de Francia otorgar financiamiento al gobierno. La obvia consecuencia de tal idiotez legal es que el Estado francés queda a mereced del sistema bancario internacional -en el cual los Rothschild juegan un amplio e importante papel. Queda claro el beneficio que logran los Rothschild con una ley como esta, pero no es sólo del beneficio en lo que debemos fijarnos, sino también de la meticulosidad con la que preparan tales operaciones. El presidente francés en funcción cuando se aprueba dicha ley es Georges Pompidou quien, entre 1956 y 1962, fue director de la banca Rothschild. Pero esta ley no termina en Francia. En la década de los setenta muchos otros países adoptan esta misma ley.

Y cogiendo una cita textual de Nadal:

“El entorno económico que rodeó este acontecimiento estuvo marcado por la decisión del entonces presidente Nixon en 1971 de suspender las operaciones de compra y venta de oro por parte del tesoro estadounidense. Esa medida terminó con los días de la convertibilidad del dólar y destruyó el sistema del Bretton Woods de tipos de cambio fijos establecido en 1944. Poco tiempo después, el secretario del Tesoro, John Connally, escandalizó a un grupo de líderes europeos preocupados por que el nuevo régimen para el dólar podría transmitir la inflación de Estados Unidos a Europa. Connally les espetó: “Es nuestra divisa, pero es su problema”. Evidentemente eso no ayudó a tranquilizar a los financieros y banqueros europeos.
El derrumbe de Bretton Woods trajo aparejadas grandes transformaciones en el sistema financiero. El nuevo régimen de tipos de cambio inflexibles representaba un riesgo importante para cualquier inversionista que ahora podría sufrir pérdidas por las variaciones en las paridades. Pero al mismo tiempo, dicho sistema abría grandes oportunidades para la especulación en los mercados de divisas. Para protegerse de los nuevos riesgos y aprovechar las oportunidades de especulación se necesitaba una importante desregulación financiera y, en especial, se requería abolir las restricciones a los flujos de capital entre países. Esto era indispensable para realizar arbitrajes que harían posible obtener ganancias derivadas de los diferenciales en tasas de interés, inflación y movimientos de las paridades.”

A esto le sigue un crecimiento de las operaciones internacionales de la banca; lo cual implica que se evaden tanto los topes de tasas de interés, como los requisitos de reservas y encaje legal, y de tal constante evasión, estos acaban por retirarse paulatinamente. Pero lo verdaderamente importante de este contexto es que también se considera necesario cambiar el régimen legal de los Bancos Centrales, afirmando que deben ser autónomos. Al concretarse la unión monetaria en Europa, las leyes nacionales sobre autonomía del Banco Central son reemplazadas por el artículo 104 del Tratado de Masstricht, y por el artículo 123 del Tratado de Lisboa. Estas disposiciones prohíben (de manera muy explícita) cualquier tipo de créditos por el Banco Central Europeo y por los Bancos Centrales nacionales a los gobiernos y autoridades regionales o locales de los países miembros. En otras palabras: se acabó por someter a las finanzas públicas al vergonzoso sistema que permite a los bancos privados el crear dinero de la nada, prestarlo y cobrar intereses por ello. Para ejemplificar este caso en cifras, y según datos de Eurostat, en 2011 los países de la Unión Europea destinaron más de 370 mil millones de euros al pago de intereses a la banca comercial, es decir, el equivalente al 2.9 del PIB de la UE. Huelga decir que esto es sólo un ejemplo de los negocios turbios y el excesivo poder de esta familia. Sus huellas dejada en la historia moderna están por todas partes y se encuentran tanto detras y de los dos lados de cada  guerra mayor, del trafico de esclavos, del saqueo de Africa, de la ocupación de Palestina y del genocidio del pueblo palestino y de las actuales crisis económicas y financieras.

Bibliografía:

Nuevo Orden Mundial: génesis y desarrollo del capitalismo moderno, Martín Lozano. [descargar aquí]

Rothschild: una historia de riqueza y poder, Andre Deutch.

The Rothschild, Frederic Morton.

The House of Rothschild, Niall Ferguson.

La Casa Rothschild en España, Miguel Angel López Morell.

La historia definitiva del Club Bilderberg, Daniel Estulin.

Los Rothschild y Rockefeller: iniciadores de la revolución antiliberal global, Andrei Fúrsov.

La autonomía del banco central, peligroso espejismo, Alejandro Nadal.

La autonomía del Banco Central, peligroso espejismo, Alejandro Nadal.

Histoire de la Maison Rothschild, B. Gille.

El papel de los Rothschild en la evolución de las finanzas públicas españolas durante el siglo XIX, Miguel Ángel López Morell (Revista de Historia Económica, nº 3)

Grandes dinastías, Bio.

Grandes dinastías y símbolos de poder, Paola Rapelli.

La comercialización del mercurio de Almadén durante el siglo XIX y primer tercio del siglo XX, Miguel Ángel López Morell.

Entrevista a los embajadores: Alfred de Rothschild, financieros y la política en la Gran Bretaña victoriana, TG Otte.

La banca infernal: la esclavitud histórica de los Rothschild, Alfredo Jalife-Rahme.

Anuncios

7 pensamientos en “LA CASA ROTHSCHILD, LOS DUEÑOS DEL DINERO

  1. Pingback: LA DYNASTIE ROTHSCHILD (incomplet, en cours de traduction) | La Révolution Finale

    • Por eso este artículo se intitula “La Casa Rothschild” y habla únicamente del linaje directo de esta familia, él que ha mantenido y sigue manteniendo la Casa Rothschild y sus intereses.

  2. Pingback: LA CREACIÓN DEL EASTERN ESTABLISHMENT HACIA EL CONTROL MONETARIO Y POLÍTICO MUNDIAL | La Revolución Final

  3. Pingback: EL GRUPO BILDERBERG, ENCUENTROS SECRETOS EN LAS ALTAS ESFERAS + DOCUMENTAL | La Revolución Final

  4. Pingback: LA DINASTÍA ROCKEFELLER, LOS ARQUITECTOS DEL NUEVO ORDEN MUNDIAL | La Revolución Final

  5. Pingback: La Revolución Final

Comentalo!

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s